• Con crédito se logra más

    El incremento de 33 por ciento en sus ingresos es solo uno de los resultados que un grupo de 256 mujeres que se dedican a la producción y comercialización de rosquillas, chía, leche y otras dedicadas a la moda, obtuvo tras su participación en el proyecto Promoción de la Equidad de Género en las Cadenas de Valor para el Desarrollo Exportador de Nicaragua.

    El grupo de mujeres pasó de 33.69 millones de córdobas en concepto de ventas en 2012, a 44.84 millones de córdobas al cierre del programa en 2014.

    El programa fue ejecutado por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), con fondos de la Unión Europea.

    Enrique Zamora, presidente de APEN, manifestó que el mayor logro son los pasos que las mujeres dieron de cara a la formalización e identificación de oportunidades para exportar a otros mercados.

    Trinidad Rodríguez, propietaria de Rosquillería La Única en Somoto, Madriz, explica que emigró a Costa Rica en búsqueda de una mejor vida. Pero al no encontrarla regresó al país, donde su mamá le facilitó dos clientes que le hacían pedidos de rosquillas.

    Rodríguez recuerda que con un negocio de rosquillas su mamá les había sacado adelante y “es este mismo negocio el que me impulsó a tomar decisiones más sabias en la vida y buscar el progreso económico”, comparte.

    ACCEDEN A CRÉDITOS

    Del total de beneficiarias, 57 mujeres accedieron bajo un modelo de negocios inclusivos a préstamos con un monto total de 500 mil córdobas entre todas, otorgados por distintas instituciones.

    René Romero, gerente general de Financiera Fundeser, explicó que la cartera crediticia de esa institución cerró el 2014 con el 51 por ciento en manos de mujeres. “Creemos que en las mujeres el crédito tiene un efecto directo en la economía familiar y su desarrollo social y económico, pues los ingresos generados por un crédito bien invertido (por la mujer) ayudan a mejorar la condición alimenticia, de salud y educación para sus hijos”, indicó Romero.

     

    Fuente: La Prensa

  • APEN destaca resultados de proyecto con mujeres exportadoras.

    La Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, presentó los resultados del proyecto denominado “Promoción de la equidad de género en las cadenas de valor para el desarrollo exportador de Nicaragua”.

    En este programa se beneficiaron a 256 mujeres que producen rosquillas, chía, leche, y de otras que trabajan con moda.

    Según APEN, estas mujeres aumentaron en un 33.1% sus ingresos (en su conjunto) por sus ventas. En 2012 lograron vender 33,698,839 córdobas y ya en 2014 lograron 44,840,234 córdobas.

    Destacaron que gracias al programa, ha habido avances en la forma en la que las beneficiadas comercializan sus productos. Ellas aprendieron a negociar mejores precios con las empresas exportadoras y han hecho contratos de ventas.

    Fátima Carazo, de una fábrica que se llama “Rosquillería Alondra”, dijo que ahora está preparada para negociar con una empresa grande. También afirmó que el desarrollo de su negocio no es un beneficio solo para ella, sino para toda la comunidad en la que vive. Ella es de Madriz.

    Doña Fátima obtuvo recibió un crédito que le permitió mejorar su fábrica de rosquillas, ha establecido contactos con una empresa exportadora y ha podido negociar mejores precios de sus productos.

    Según APEN, un total de 57 mujeres recibieron crédito bajo el modelo de negocios inclusivos. Doce de las que obtuvieron el préstamo son empresarias de rosquillas, 13 productoras de chía de Jinotega y otras 32 de Sébaco.

    APEN como parte del programa también realizó capacitaciones como un diplomado de modas.

    Azucena Castillo, gerente general de APEN, destacó la importancia que tuvo el proyecto en mejorar la autoestima de las mujeres microempresarias.

     

    Fuente: La Prensa

  • UE capacita a mujeres nicaragüenses para que exporten al mercado europeo.

    La Unión Europea (UE) y productores de Nicaragua capacitaron a 256 mujeres que lideran pequeñas, medianas y grandes empresas en este país para que aprovechen al máximo, con equidad de género, el Acuerdo de Asociación entre el bloque y Centroamérica, informaron las partes.

    La capacitación se registró en el marco de un programa denominado “Promoción a la equidad de género en las cadenas de valor para el desarrollo exportador de Nicaragua”, impulsado por la UE y por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen), que tuvo un coste de 1,18 millones de euros (unos 1,33 millones de dólares), de acuerdo con la información oficial.

    El programa se llevó a cabo en nueve de los 15 departamentos (provincias) y dos regiones autónomas del país, con la participación de 256 mujeres empresarias de los sectores de rosquillas, chía, leche fría y moda, explicó la gerente general de Apen, Azucena Castillo, durante el acto de clausura.

    Desde que se inició el programa, en enero de 2013, unas 100 mujeres fueron capacitadas en temas vinculados al cambio de pensamiento, autoimagen, desarrollo de la asertividad e inteligencia emocional con el fin de mejorar la autoestima de las empresarias y de esa manera contribuir al desarrollo de sus negocios, señaló la ejecutiva.

    En los dos años de implementación del proyecto, el total de participantes lograron incrementar sus ingresos en un 33,1%, pasando de 1,26 millones de dólares en 2012 a 1,68 millones de dólares en 2014, precisó.

    Asimismo, un grupo de 57 mujeres tuvo acceso a un crédito bajo “un modelo de negocios inclusivos”, por un monto total de 500,000 córdobas (unos 18.726 dólares) para ejecutarlos en un modelo productivo que “compita en mercados internacionales”, anotó.

    Con ese crédito las empresarias también lograron renovar licencias sanitarias, establecer el negocio legalmente, así como hacer mejoras para hacer que la pequeña empresa sea más competitiva, afirmó Castillo.

    De total de mujeres beneficiadas, más de 100 lograron promocionar sus productos en diferentes ferias internacionales, resaltó.

    “Ya no es solo un tema ético y de derecho, sino también es un tema económico y social la participación de la mujer en la vida económica de un país. Es un factor de fortalecimiento”, expresó, por su lado, el jefe de delegación adjunto de la UE en Nicaragua, Giovanni Di Girolamo.

    El Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica consta de tres pilares: el político, de cooperación y el económico.

    En el 2013 entró en vigor el pilar económico de forma escalonada, entre agosto y diciembre, quedando pendientes los otros dos.

    Nicaragua exporta a la UE principalmente azúcar, café, cacao, ajonjolí, productos orgánicos, frutas exóticas, cuero y calzado y está apostando a la carne bovina.