• Venezuela ahora es el socio comercial de Nicaragua número 20, antes era el 2

    Fuente: La Prensa

    Las ventas hacia Venezuela terminaron el año pasado con una caída de 82 por ciento, lo que significó para Nicaragua una merma de 96 millones de dólares con relación al cierre de 2017 y con ello los ingresos provenientes de este mercado se colocan por debajo de los niveles de 2008.

    El Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) en su reporte preliminar indicó que hasta diciembre Venezuela —que en los últimos años había desplazado otros mercados— solo facturó a Nicaragua 20.95 millones de dólares, un nivel no visto desde 2008 cuando la relación comercial con ese mercado comenzó a crecer basado en el fuerte vínculo político que el dictador Daniel Ortega forjó con el fallecido presidente Hugo Chávez.

    Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), señala que Venezuela pasó de ser el segundo socio comercial de Nicaragua al socio número veinte.

    “En el 2017 Venezuela compró 116 millones de dólares y en el 2018 compró 21 millones de dólares, es decir que hubo una reducción de casi cien millones de dólares el año pasado”, dijo.

     

    Crisis en Venezuela afectó intercambio

    Jacoby sostuvo que el mercado venezolano se ha venido achicando desde hace unos cuatro años, debido a la crisis económica y política que atraviesa ese país del sur de América.

    “Así que esta tendencia que ha venido incrementando en los últimos años difícilmente cambie, vamos a ver cómo se proyecta este año, pero no creo que se fortalezca porque la situación de Venezuela está muy mal”, dijo.

    La pérdida de ese mercado ha afectado a los exportadores locales, que aún tienen la esperanza de recuperar ese destino para sus productos.

    Jacoby señala que si hay un cambio político en Venezuela, la situación económica se puede arreglar y ese potencial mercado puede volver a abrirse.

    Venezuela atraviesa una de las peores crisis económicas de las últimas décadas, con una fuerte escasez de dólares, sanciones económicas por parte de Estados Unidos para forzar el retorno a la democracia, una inflación que en 2018 superó el millón por ciento y ahora un aislamiento político sin precedente.

    La situación empeora por la caída del precio del petróleo, principal fuente de ingresos de ese país y que ha afectado un acuerdo de cooperación petrolera con Nicaragua, cuya deuda se pagaba con productos nicaragüenses.

    Según datos del Cetrex, a Venezuela el año pasado se exportó: maní, desperdicios de papel, textiles y manufactura, harina de trigo, productos plásticos, azúcar de caña y carne de bovino.

    En el 2018 lo que generó más ingresos en el comercio con Venezuela fue la carne de bovino, la cual en volumen se exportó 3,664 toneladas, muy por debajo de las 15,471 toneladas enviadas en el 2017.

    En valor la exportación de carne a ese país significó el año pasado 19.61 millones de dólares, es decir el 93.7 por ciento del total enviado a ese país. En el 2017 las ventas de carne de bovino fueron de 76.58 millones de dólares, 56.97 millones de dólares más que en el 2018.

     

    Mercado no fue sostenible

    Los envíos a ese mercado alcanzaron su punto máximo en 2012, cuando las ventas a ese país alcanzaron los 444 millones de dólares en productos. Pero a partir de ese año los envíos han venido en descenso.

    El cierre del mercado venezolano tiene su origen en la crisis económica que enfrenta ese país y se ha agudizado con las sanciones que Estados Unidos le impuso al Gobierno de Venezuela y a la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

    Dicha empresa es dueña del 51 por ciento de las acciones de Alba de Nicaragua SA (Albanisa), empresa que a través de Alba Alimentos de Nicaragua SA (Albalinisa) era la encargada de realizar las exportaciones al mercado venezolano.

    China gana terreno

    Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), sostuvo que el año pasado en el comercio exterior China ganó terreno y se ubicó en el puesto 7. “China es el principal destino extrarregional de nuestras exportaciones y ahorita en el 2018 se ubicó en el puesto 7 y en volumen ocupó el segundo lugar. Es importante señalar que 95 por ciento de las exportaciones a este país fue azúcar”, dijo.

    El presidente de APEN también mencionó que el año pasado, 15 nuevos destinos se sumaron a la lista de socios comerciales, de tal manera que en el 2018 hubo 104 países donde se envió mercadería.

  • Nicaragua conquistó durante 2018, quince nuevos destinos

    Durante el año 2018 nuestro país exportó US$ 2,616.83 millones, inferior en 1.10% a los US$ 2,645.90 millones alcanzados en el año 2017, lo que significa US$ 29.07 millones menos.

    En volumen, se exportaron 2,359.07 millones de kilogramos, superior en 7.7% a lo exportado en 2017 (2,190.95 millones de kilogramos).

    El precio promedio disminuyó 8.1% entre ambos años, pasando el kilogramo exportado de US$ 1.21 en 2017 a US$ 1.11 en 2018. Los productos que más influyeron en esa disminución fueron carne, café, azúcar y el maní, siendo los que más disminuyeron de precio el azúcar (-16.4%) y el café (-10.9%).

    Los diez principales destinos de los productos nicaragüenses (Estados Unidos, El Salvador, Costa Rica,  Guatemala, México, Honduras, China, Taiwán, Reino Unido y Puerto Rico) sumaron US$2,359.06 millones, equivalente a un 76.4% del valor total de las exportaciones

    Estados Unidos continúa siendo el principal socio comercial de Nicaragua. Las exportaciones a ese país ascendieron a US$ 1,041.77  millones, correspondientes a la venta de 346.14 millones de kilogramos en productos.

    El principal destino extra regional es China, que llega a ubicarse al cierre del 2018 en el séptimo lugar en cuanto a valor de las exportaciones, haciendo notar que, en cuanto a cantidad de kilogramos exportados, China ocupa el segundo lugar por las voluminosas exportaciones de azúcar que se realizaron durante el año.

    Venezuela se ubica en el lugar número 20, con US$ 20.96 millones, cuando en el año 2017 compró mercancías por un valor de US$ 116.86 millones.

    Asimismo durante el año 2018 se exportó a 15 nuevos destinos que no estuvieron presentes en el año 2017. (Mauritania, Guyana, Marruecos, Surinam, Qatar, Irán, Afganistán, Uganda, Antillas Holandesas, Grenada, Barbados, Liberia, Eslovaquia, Angola y Gambia). Entre los principales productos exportados a estos destinos destacan: Azúcar, Melaza de caña, café, productos químicos, textiles y manufacturas, puros elaborados y muebles.

  • Europa busca cada vez más proveedores de puré de mango

     Fuente:Agraria.pe
    La Unión Europea es el segundo mercado  regional más grande para el puré de mango después de la península arábiga. Las importaciones estimadas de este producto en el Viejo Continente representan un promedio de 20% del total de las importaciones mundiales, y tienen perspectivas de crecimiento.
    De acuerdo a un reporte del Centro para la Promoción de Importaciones de Países en Desarrollo -CBI, el puré de mango se utiliza principalmente como insumo en la industria de jugos, pero tiene aplicaciones en otros segmentos como el de los helados y la comida para bebés.
    La entidad promotora destaca que los interesados en exportar este producto hacia el mercado europeo, deben cuidar que el empaque que utilicen para distribuirlo proteja la organoléptica y las cualidades del producto, así como aislarlo de posibilidades de contaminación.
    Potencial
    Tan solo en 2017, el mercado del puré de mango en todas sus variedades  en la Unión Europea alcanzó un aproximado de 110.000 toneladas. La mayor parte de estos despachos provienen de países en desarrollo, en tanto que la distribución entre países de la Unión Europea corresponde solamente a las presentaciones procesadas o de re-exportación, ya que dicho continente no produce esta fruta. En total, la importación de purés de mango (considerando el comercio intra-europeo) creció en los últimos cinco años en un rango anual de 6% alcanzando un valor aproximado de 183 millones de euros en 2017.
    “Es de esperar que la importación de puré de mango continúe su crecimiento, impulsada por el previsto desarrollo económico así como el incremento de la necesidad por sabores exóticos en la industria europea de los jugos y los refrescos”, puntualizó el CBI.
    Principales mercados
    El reporte apunta que la importación de puré de mango en la Unión Europea está altamente concentrada ya que Países Bajos por sí solo representa más de la mitad del total de importaciones. Austria, un país relativamente pequeño con 1.7% de la población de la Unión Europea, representa un promedio de 6% del total de estas importaciones debido a una fuerte presencia en dicha nación de la industria de procesamiento de jugos.
    Del lado de los exportadores, India es el mayor proveedor para el Viejo Continente de este insumo con casi el 60% del total de estos despachos. Algunos otros países de Sudamérica y Centroamérica están ganando participación, particularmente México, Brasil, Ecuador, Guatemala, Cuba, Perú y Costa Rica.
    El CBI recomienda a los exportadores no fijarse exclusivamente en Países Bajos como destino, ya que otros mercados europeos como Bélgica, Austria y Alemania son también prometedores. También se puede fijar el objetivo en otras regiones grandes con potencial fuera de este espacio como Arabia Saudita.
    Debe mirarse con especial interés el comportamiento de los cultivos de mango en India, ya que los años con menores cosechas representan un incremento en la demanda de puré de mango de otros países en desarrollo, abriendo así la posibilidad de posicionarse en Europa.
    Finalmente, el CBI recuerda que los compradores europeos están constantemente en búsqueda de nuevos proveedores, especialmente de África y Europa, para depender cada vez menos de los despachos de la India. Sin embargo, estas nuevas alternativas solo son consideradas si el puré de mango que proveen tiene el alto grado Brix que buscan, así como buen sabor.